Los paneles solares refuerzan la eficiencia energética en la escuela

El Grupo Escolar de Gafanha da Nazaré ya tiene en funcionamiento los primeros paneles solares ganados en el concurso de la Fundación Galp, que distingue los proyectos escolares que promueven un consumo energético más eficiente.

Al llegar, un parque con cientos de bicicletas demuestra que estamos en el lugar adecuado. La entrada al recinto escolar se realiza a través de un auténtico desfile de estos vehículos de dos ruedas, en un lugar destacado y protegido por una enorme cubierta. Todo el edificio está rodeado de grandes ventanales que dan a patios donde entra mucha luz solar, y se prescinde de las lámparas durante buena parte del día.

Éstos son los signos más evidentes de una escuela que trabaja de forma comprometida en materia de sostenibilidad medioambiental y que motivaron la visita de responsables de la Fundación Galp, Galp Solar, Quercus, APA - Agencia Portuguesa de Medio Ambiente, ADENE - Agencia de la Energía, Dirección General de Energía y Geología (DGEG) y Dirección General de Educación, todos ellos colaboradores del premio Energy Up School, una iniciativa de la Fundación Galp destinada a galardonar proyectos innovadores, sostenibles e inspiradores, desarrollados por alumnos y profesores, y cuyo ganador de la primera edición fue precisamente el Grupo Escolar de Gafanha da Nazaré con su SmartAir

Elegido como ganador entre más de 60 candidaturas, el proyecto del Grupo Escolar de Gafanha da Nazaré "destacó por ser una llamada a la movilidad sostenible, reforzando el uso de la bicicleta, el seguimiento y la sensibilización para la calidad del aire y por haber conseguido, de forma muy concreta, real y consecuente, impactar en la escuela y en la comunidad, concretamente en el municipio de Ílhavo en un proyecto de acción", afirma el director ejecutivo de la Fundación Galp, Diogo Sousa.

El premio – la instalación de paneles solares de hasta 20.000 euros, ofrecido por la Fundación Galp y Galp Solar – permitirá que el Grupo Escolar de Gafanha da Nazaré dé un "impulso muy importante en su camino hacia la descarbonización", añade.

APROVECHAR (MÁS) LA EXPOSICIÓN SOLAR

Además de los 53 paneles ya instalados – para los que se estima una producción anual de 33,8 MWh, lo que permite un ahorro de cerca del 10% en la factura energética y una reducción de ocho toneladas de CO2 –, todavía se están instalando otras tres islas de paneles solares en la escuela, que alimentan baterías asociadas a otros proyectos piloto desarrollados por la escuela en el ámbito del medio ambiente y la sostenibilidad: un puesto de carga de teléfonos móviles, un sistema de riego de invernaderos basado en sensores y una unidad de control de la calidad del aire, todos ellos equipos desarrollados internamente en el centro, por alumnos y profesores, y que integran diversas especialidades profesionales, desde las TIC, las aplicaciones informáticas, la química, la física, el inglés y el francés.

Los 53 paneles solares ya instalados permiten un ahorro de aproximadamente el 10% en la factura energética y una reducción de ocho toneladas de CO2

El proyecto se basó en la concienciación de la necesidad de retomar el uso de la bicicleta o de los vehículos de tracción eléctrica, pero el desarrollo del concepto fue mucho más allá, elaborando un diagnóstico de las condiciones de movilidad en la ciudad, esbozando campañas de sensibilización y acciones de incentivación para mejorar el acceso de los medios de locomoción no contaminantes. La iniciativa SmartAir ya contaba con la participación del municipio, y había dado lugar la creación de un kit de medición de CO2 para evaluar la evolución de los niveles de contaminación atmosférica en Gafanha da Nazaré.

Cabe destacar que este kit, así como otros equipos de medición de la calidad del aire y de carga de teléfonos móviles y vehículos eléctricos, ha sido desarrollado íntegramente en la escuela por los alumnos, bajo la supervisión de los profesores Manuel Santos y Teresa Pacheco, que coordinan el proyecto.

LA LECCIÓN DE LOS ALUMNOS

La capacidad técnica no dejó indiferente al alcalde de Ílhavo, João António Campolargo, que al final de la visita a la escuela confesó haber recibido "una gran lección por parte de los alumnos, que nos mostraron que, con prácticas sencillas, es posible desarrollar equipos que puedan hacer cargas eléctricas para bicicletas u otro tipo de equipos que puedan ser utilizados en la vía pública y, lo que es más importante, ser fabricados en Ílhavo".

1/10
2/10
3/10
4/10
5/10
6/10
7/10
8/10
9/10
10/10

En la misma línea, Diogo Sousa, de la Fundación Galp, subraya la importancia de este enfoque en la innovación, recordando que, según la Agencia Internacional de la Energía, "las soluciones de descarbonización que pueden garantizar los objetivos de carbono cero para 2050 aún no se han inventado, por lo que es importante darse cuenta de que, sí, se trata de nuevas experiencias, de nuevos enfoques a escala local, pero que tienen un enorme potencial y valor cuando pensamos en los desafíos futuros".

Además de la función de sensibilización de la comunidad, la directora del grupo, Maria Eugénia Pinheiro, destacó también "el importante valor añadido que este proyecto representa en el programa educativo y el entusiasmo que ha despertado entre los alumnos". El profesor se muestra orgulloso del premio recibido, pero se afana en destacar que "este proyecto ya existía, no se hizo para el concurso, y refleja una preocupación medioambiental que es una seña de identidad nuestra desde hace mucho tiempo", y que se manifiesta claramente en el hecho de que los ocho colegios que componen el grupo tengan la distinción de ecoescuelas.

De acuerdo con Maria Eugénia Pinheiro, lo director ejecutivo de la Fundación Galp considera que el Grupo Escolar de Gafanha da Nazaré "es un ejemplo para el país", no sólo por el proyecto distinguido en Energy Up, sino también "por el uso que están haciendo del premio recibido para desarrollar otras iniciativas que promuevan comportamientos innovadores y sostenibles entre los más jóvenes". Y por eso insta a esta escuela a volver a competir con más proyectos por el Energy Up y a que otros la tomen como ejemplo: "Ahora debe haber más proyectos. Tuvimos más de 60 solicitudes en la primera edición, deseamos que haya muchas más solicitudes ahora, y que esta escuela sea utilizada como bastión de buenas prácticas"

PRÓXIMA EDICIÓN DE ENERGY UP

La visita sirvió para convocar formalmente la segunda edición del premio Energy Up School, cuyas inscripciones están abiertas hasta el próximo 8 de abril. Pueden solicitarlo todos los centros de enseñanza primaria y secundaria del Portugal continental e insular que tengan proyectos o trabajos en el ámbito de la energía ya realizados o en curso. Las solicitudes deben realizarse aquí, en la página web de la Fundación Galp


LA FUNDACIÓN GALP VA A LAS ESCUELAS

Desde 2010, la Fundación Galp premia anualmente los proyectos escolares en el ámbito de la energía que promueven un consumo energético más eficiente en la comunidad educativa. El premio Energy Up School se concedió por primera vez en 2021, iniciando así una nueva fase de concesión de premios a proyectos innovadores, sostenibles e inspiradores, desarrollados por estudiantes y profesores en Portugal. El objetivo es premiar y dar visibilidad a las soluciones que sean un ejemplo para toda la sociedad en materia de concienciación medioambiental, y que pongan de manifiesto la importancia del uso responsable de los recursos energéticos de nuestro planeta.